lunes, 22 de diciembre de 2008

Definiendo tus objetivos de 2009

Llega el final del año y es hora de hacer balance. ¿Cómo nos ha ido?, ¿Qué hemos ganado?, ¿qué hemos perdido?, ¿qué hemos aprendido?, ¿a quién hemos conocido?, ¿qué hemos hecho bien?, ¿qué debemos mejorar?. Nos podemos hacer estas y otras muchas preguntas para llegar a nuestra conclusión final: ha sido un buen año o, por el contrario, podría haber resultado mejor. ¿Cómo ha sido tu año?.

Decide cómo será tu 2009
Independientemente de cómo valoremos 2008, lo verdaderamente importante ahora es que podemos decidir cómo será 2009
. Las cosas no ocurren por casualidad, sino por causalidad. Nuestros resultados son consecuencia de nuestras decisiones y acciones. Esto quiere decir que podemos decidir cómo será nuestro 2009. Únicamente tenemos que definir efectos perseguidos (objetivos) y generar las causas que los producirán (nuestras actuaciones). ¡Casi nada!

Si dedicamos un tiempo relajado a definir nuestros objetivos para el próximo año, estamos dando ya un paso de gigante para conseguirlos. Hubo alguien que dijo una vez “quién no sabe adónde va, jamás llegará a su destino”. Por este motivo, hacer el ejercicio de fijar nuestros objetivos nos sitúa ya en una buena situación de partida.

Un sistema para definir objetivos
Te propongo una fácil pero poderosa forma de definir nuestros objetivos para 2009.

Primero. Haz una lista con LO QUE QUIERES Y NO TIENES
Segundo. Haz una nueva lista con LO QUE QUIERES Y TIENES YA
Tercero. Haz una lista con LO QUE NO QUIERES Y NO TIENES
Cuarto. Haz una última lista con LO QUE NO QUIERES PERO TIENES

Cuando hayas cumplimentado estas listas, te propongo las siguientes reflexiones:

- ¿Qué lista te ha costado más elaborar?
- ¿Qué lista es más larga?
- ¿Qué efectos positivos tienen estas cuestiones sobre tu situación?
- ¿Qué efectos negativos están produciendo o pueden producir?

Ahora decide, de entre las cuestiones de las diferentes listas, cuáles van a ser tus diez principales objetivos para los próximos doce meses y plantéate ¿Cuál de los objetivos que he anotado en la lista tendría el mayor y más positivo impacto en mi vida si lo consiguiera?. Luego, para definir adecuadamente cada objetivo y orientarse positivamente hacia ellos, te propongo que desarrolles el siguiente proceso para cada uno de ellos. Te recomiendo que lo escribas porque así te servirá para hacer un seguimiento.

- Defínelo en términos positivos. ¿qué es lo que quieres?. No digas lo que no quieres.

- Define cómo comprobarás que se ha cumplido el objetivo. ¿Cómo sabrás que has cumplido el objetivo?
- Define los recursos de que dispones para conseguirlo. ¿con qué cosas, habilidades y capacidades específicas cuentas específicamente para conseguir el objetivo?
- Define los aspectos positivos de tu situación actual. ¿Qué cosas de las que tienes o haces ahora te pueden ayudar a conseguir tu objetivo y, por tanto, mantendrás?
- Define el contexto en el que se sitúa el objetivo. ¿a quién más le puede interesar que cumplas el objetivo?. ¿A quién no le interesará?. ¿En qué circunstancia podrías no desear conseguir el objetivo?

Si piensas que puedes, realmente puedes
Define estos objetivos para los diferentes ámbitos de tu vida, especialmente para aquellos en los que sientas que actualmente estás más alejado de tu estado deseado. Ahora una última cosa: mírate a ti mismo a finales de 2009, con tus objetivos logrados y lleno de satisfacción. ¿qué te parece?.

Si pones en marcha este proceso, en diciembre de 2009 habrás vivido un año en el que tu grado de consecución de objetivos habrá sido más pleno, no por suerte, sino porque habrás sentado unas bases sólidas para conseguirlos. Sé que puedes conseguirlos. ¡ACTÚA YA! … y a finales de 2009, hablaremos.

¡FELICES FIESTAS Y PRÓSPERO AÑO 2009!

Ejercicios para la acción
Aquí hay dos cosas que puedes poner en marcha inmediatamente para conseguir mejores resultados:

Primero, revisa lo que tienes y no tienes en tu situación actual, de manera que tomes conciencia de lo que quieres. Define tus diez principales objetivos para 2009. Cuanto más concretos y específicos sean los objetivos, más cerca estarás de cumplirlos.


Segundo, mírate a ti mismo al final del próximo año. Ya has cumplido tus objetivos y te sientes satisfecho. Conéctate plenamente con esa imagen. Mira lo que ves, escucha lo que se oye a tu alrededor y siente las sensaciones de ese momento. ¿Merece la pena luchar por ello?

Tercero, actúa ahora y plantea una batería de actuaciones que te ayuden a conseguir tus diferentes objetivos. Solo por haberlos definido, ya estás en el proceso de cumplirlos.